¿La edad es un problema si quiero hacerme un injerto de pelo?

injerto de pelo

Hay muchos pacientes que llegan a la consulta con dudas sobre si son muy jóvenes o muy mayores para comenzar con un injerto de pelo. Y frente a estas preguntas, en Keller Hair Center apostamos por el poder de la información para resolver dudas, ganar confianza y tener la tranquilidad que necesitas para comenzar con un tratamiento. Por eso, a continuación te damos las claves esenciales sobre la edad y los tratamientos de medicina capilar.

La salud es lo primero

En Keller Hair Center la media de edad de nuestros pacientes está en torno a los 30 o 40 años, sin embargo, somos defensores de que cualquier momento es bueno para comenzar con un tratamiento de injerto de pelo. Lo esencial es que te encuentres con buena salud y que tengas una correcta densidad en la zona donante del cabello. Para chequearlo, nuestros médicos te darán un diagnóstico concreto y también realizarán analíticas que nos ayudarán a conocer cuál es tu estado de salud antes de comenzar con el injerto de pelo.

El primer paso es, por tanto, cerrar una primera cita en nuestra clínica. En la consulta, nuestros cirujanos observarán el estado de tu cuero cabelludo y te darán un plan de acción muy concreto. En algunos casos podría ser un tratamiento de mesoterapia —si solo necesitas incrementar la densidad—, en otros, es probable que recomendemos un injerto capilar para frenar la calvicie. Puedes tener la tranquilidad de que tu punto de vista será esencial para nosotros a la hora de diseñar tu imagen: tu opinión es  lo primero para conseguir un resultado natural y a tu gusto.

Además, te animamos a completar nuestro formulario de pre-diagnóstico. En tres sencillos pasos conseguiremos todos los datos que necesitamos para conocer la información esencial antes de tu primera consulta. Observarás que es un proceso muy sencillo:

  1. Información personal: Necesitamos tener tus datos de contacto para crear una ficha, comunicarnos contigo y cerrar una fecha para la primera consulta en Keller Hair Center.
  2. Auto valoración: ¿Tienes el cabello liso, rizado u ondulado? ¿Estás siguiendo un tratamiento capilar? ¿Te has realizado ya otro injerto de pelo? Las respuestas nos darán una muy buena base para trazar una estrategia y planificar tu cirugía.
  3. Más detalles: En este apartado podrás adjuntar hasta 5 imágenes de tu cabello. Necesitaremos diferentes vistas para analizar tu caso con la mayor precisión. De esta forma podremos tener una primera idea de tu alopecia, que concretaremos en tu visita en nuestra clínica.

En cualquier intervención quirúrgica, la planificación es esencial. Estos datos nos ayudarán a preparar nuestra primera consulta contigo y evitarán que tengas que desplazarte hasta Lima. Algo que es especialmente útil si vives fuera, si no tienes tiempo o no puedes visitarnos presencialmente pero estás decidido o decidida a comenzar con un injerto de pelo.

¿Es posible que no pueda iniciar la cirugía de injerto de pelo?

Lo cierto es que existen circunstancias que nos hacen descartar un tratamiento de injerto de pelo. Y puede ser por diversos factores. Hay ocasiones en las que observamos que la zona donante es escasa, que el cabello no tiene densidad o que el área donante no es lo suficientemente amplia como para cubrir la zona sin pelo. También existen alopecias que, por su naturaleza, nos impiden comenzar con el tratamiento. En todas las situaciones, el diagnóstico nos ayudará a determinar en qué situación te encuentras.

No dudes en contactar con nosotros si todavía tienes dudas sobre un injerto de pelo. En caso de que quieras comenzar cuanto antes tu tratamiento, te animamos a enviarnos el pre-diagnóstico, concertar una cita vía WhatsApp, llamarnos o enviarnos un email. ¡Te esperamos!

microinjerto
Nuestro equipo responde

He acabado con mi microinjerto, ¿qué debo saber?

Después de la cirugía de trasplante capilar, el postoperatorio es una de las etapas más importantes del proceso. Es esencial que en estos momentos siga las indicaciones de nuestro médico, que le aconsejarán hacer reposo, lavar la zona con extrema precaución o

Leer más >